Epicentro de la parte decisiva de la prueba, los corredores se adentran por fin en territorio de la Región de Murcia. La primera Estación de Hidratación de este tramo final de la marcha se encuentra en una ciudad mágica y cargada de leyendas: Yecla.

Casi limítrofe con la provincia de Albacete, Yecla pondrá los primeros de los más de 200 kilómetros de la Murcia Non Stop Madrid Murcia en la región murciana. Además, el municipio yeclano pondrá el punto final al tramo más largo de la prueba, de 126 kilómetros, arrancando desde Mahora.

En Yecla les esperará descanso, relevo y 35.000 habitantes que se volcarán con el pelotón. También una ciudad con una mística y una oferta turística difíciles de imaginar. Historias de fantasmas, recuerdos de tiempos pasados y una montaña mágica, que responde al nombre de Monte Arabí, que es lugar de visita obligada para todos los visitantes.

Por su arquitectura, historia y simbología, los corredores se quedarán impresionados por el castillo de Yakka. De origen musulmán y construido entre los siglos X y XI, su nombre alude al topónimo original de Yecla (Yakka). Es, seguramente, el edificio más singular de esta localidad.

Además de por su patrimonio artístico y natural, Yecla destaca por un altísimo valor gastronómico. Los vinos denominación de origen Yecla son valorados en todo el país como una garantía de calidad y buen hacer, especialmente en sus tintos.

Yecla es solo la primera de las paradas murcianas que esperan al pelotón en la Murcia Non Stop Madrid Murcia, pero viene ya cargada de sorpresas y elementos que harán de esta Estación de Hidratación un alto en el camino inolvidable.

Deja un comentario