Se puede explicar la Murcia Non Stop Madrid Murcia de muchas maneras. A través de sus más de 660 kilómetros de recorrido. Con su formato único por equipos que ruedan de día y de noche. Por sus Estaciones de Hidratación (EH), seña de identidad de la prueba, que viven su participación como si fuera una fiesta. Pero esto son partes indispensables de un todo que es mucho más.

La Murcia Non Stop Madrid Murcia que ha terminado este domingo ha vivido de los abrazos que ha recibido el que ha llegado a una EH al límite de sus fuerzas. De los equipos amigos que se han movido juntos y se han jugado pequeños sprints de metros entre risas. Las plazas de pueblos y ciudades que han recibido a todos los ciclistas con aplausos y gritos de ánimo.

Han sido miles las historias que se viven en cada edición de la Murcia Non Stop Madrid Murcia. Todas ellas de orgullo, superación y felicidad. La de 2022 no ha sido una excepción y, desde el primero hasta el último en cruzar la meta, todos ellos han recibido su reconocimiento al llegar a la catedral murciana.

A este icónico monumento se ha llegado este fin de semana, después de ocho tramos de recorrido, que han partido desde Rivas Vaciamadrid y han puesto su meta en la capital de la Región de Murcia. Estremera, Villarejo-Periesteban, El Picazo, Mahora, Yecla, Cieza y Caravaca de la Cruz han sido las siete EH que han definido el recorrido de la aventura. Sitios que ya quedarán indelebles en la memoria de todo el pelotón.

UN PREMIO COMPARTIDO

La recompensa de la Murcia Non Stop Madrid Murcia se mide, sobre todo, en experiencias. Las decenas de historias que se quedan en la memoria y que se contarán durante semanas en la grupeta. Habría sido injusto no premiar a todos aquellos que han completado su aventura. Es por ello por lo que cada uno de los 415 participantes (un 50% más que en la pasada edición) se ha llevado a su casa una medalla que sirve de recuerdo de su gesta.

Los primeros en colgarse su presea al cuello han sido los miembros del equipo Sumgasur Buru, de la localidad de Águilas. Con un tiempo de 24h 22’ y 54”, este equipo de la categoría de cuatro personas fue el más rápido en recorrer los más de 660 kilómetros que separaban Rivas Vaciamadrid y Murcia.

Poco después ha llegado el equipo Monno Plato, segundos en cruzar la meta y los primeros de la categoría dúo, tras estar 24h 43’ y 13” sobre la bicicleta dando relevos por parejas. Una hora más tarde ha llegado el primer trío, el que se formaba bajo el nombre Scott Villanueva del Pardillo.

Por último, entre los más valientes y veteranos, los que participan en la categoría solo, Guillermo Prieto, al igual que en la edición de 2021, ha vuelto a ser el más rápido. Poco más de 30 horas ha necesitado para completar el recorrido este corredor que rueda sobre una bicicleta adaptada.

Ellos han sido los más rápidos, pero todos los finishers son ganadores. Ese es el espíritu de la Murcia Non Stop Madrid Murcia. Una prueba de compañerismo, aventura, esfuerzo y del más puro mountainbike.

Deja un comentario